El Consistorio, a peticion de UPL, dará una ayuda para el realojo a desahuciados de su vivienda

 

 La Corporación refrenda la moción de UPL, que libera del IBI y otras tasas a quien no puede pagar su hipoteca .

  • Los concejales de UPL, Reguero, García Bayón y González. - bruno
    Los concejales de UPL, Reguero, García Bayón y González. – bruno

p. infiesta | villaquilambre 17/06/2014 Diario de León

El Ayuntamiento de Villaquilambre liberará del IBI y otros impuestos sobre la vivienda a los vecinos que no puedan pagar la hipoteca de su casa. En caso de desahucio, el Consistorio incluso concederá una ayuda al realojo a aquellos que no dispongan de un lugar para residir. Así lo aprobó la Corporación en su último Pleno, a instancias de UPL. Los leonesistas han constatado que desde el inicio de la crisis y con el aumento del paro, numerosas familias han llegado a situaciones límite que no les permiten cubrir sus necesidades básicas. Según justifican en su moción, en la época de bonanza económica, las entidades financieras ofrecían préstamos hipotecarios con unas condiciones atractivas y supuestas garantías que animaron a las familias a endeudarse en demasía. Ello provoca ahora que «muchos se enfrenten a la pérdida de la vivienda y a una condena económica de por vida si la subasta del inmueble queda desierta y la entidad bancaria se adjudica la propiedad, porque tendrán pendiente el pago del resto del importe de la hipoteca no cubierto con el resultado de la subasta». UPL cree que los poderes públicos deben adoptar medidas que frenen «la dramática situación de los desahucios que a diario provoca situaciones dolorosas». Por ello propuso a los concejales y fue aceptado el declarar como crédito incobrable el IBI, el impuesto de Plusvalía y los relacionados con la vivienda habitual a los sujetos deudores que no pueden pagar la hipoteca de su vivienda habitual al banco y estén negociando alguna de las medidas de carencia, quita o dación en pago. También, que el Ayuntamiento se comprometa, en caso de desahucio de vivienda única y habitual (ya sea por impago de préstamo hipotecario o de alquiler), a dar una ayuda de urgencia social para el realojo temporal a la persona o familia que lo soliciten y se encuentren en estado de emergencia habitacional, «de tal manera que ninguna persona ni familia del municipio se vea abocada irremediablemente a vivir en la calle y a la marginalidad y la exclusión social definitivas». Se dará traslado a la Junta para que ponga a disposición de esas personas los pisos vacíos de protección pública a su cargo de manera inmediata en caso de que fuera necesario.