Iluminación de San Isidoro: un recuerdo al Reino de León

 

“Reino de León” es un mural de luz monumental creado para la Fundación León Real en mayo de 2011. Es una visión del artista francés, Xavier de Richemont.

La obra se divide en varios cuadros que cuentan la historia del Reino de León.

La apertura muestra una banda azulada impregnada por los signos y símbolos de la cultura Astur. Formas giratorias invaden la fachada de San Isidoro y pintan un paisaje idílico donde el oro es la riqueza del país.

La ciudad romana se construye en el interior del recinto fortificado gracias al oro de Las Médulas.

El mosáico de luz representa a los primeros romanos convertidos a la fe cristiana.

Los ornamentos religiosos de oro y piedras preciosas cubren la fachada, algunos provienen del tesoro de San Isidoro. La música es bizantina.

Los Omeyas llegan de Oriente invadiendo España hasta la cordillera astur-leonesa y la Galia.

La cultura mozárabe remplaza por un tiempo la de los cristianos astures. La flauta doudouk y el bozouk cubren la melodía venida de los cristianos de Constantinopla. El rey Pelayo expulsa a los musulmanes hacia el sur.

A partir del año 910 León se impone y reina. Los esmaltes de Limoges magnifican el año 1000.

Fernando I y Sancha reconstruyen la basílica y crean el panteón de los Reyes de León. Monjes iluminadores crean grandes códices; mientras pintores decoran el panteón real.

El rey Alfonso IX otorga fueros, decretos e incia las Cortes. Es la hora de gloria y riqueza del Reino de León: la basílica se reviste de oro.

Llega la España barroca y la conquista de América y en arquitectura el estilo churrigueresco.

El imperio francés ataca y destruye las tumbas de los Reyes de León.

Llega la época moderna, con arquitectura de hierro y música alegre y festiva.

La ciudad de León se moderniza y coge los colores de la modernidad.

 

Texto escrito por el Artista

Gracias a todos