Juventudes Leonesistas lamenta que los representantes bercianos no muevan un dedo por el Campus de Ponferrada, dejando a los estudiantes solos

 

Desde nuestra organización lamentamos que los representantes bercianos en los ayuntamientos, Diputación, Valladolid y Madrid guarden silencio en este asunto.

 Desde nuestra organización queremos manifestar nuestra repulsa ante la actitud que la casta política berciana está teniendo en el asunto del campus de Ponferrada, manteniendo silencio ante algo tan grave como es que el Bierzo se quede sin su campus.

 En la actualidad el Campus de Ponferrada está completamente abandonado, se le niegan servicios tan básicos como profesores y PAS, teniendo en muchos casos que recurrir a trabajadores con su puesto en León en lugar de haber establecido unas bases sólidas de crecimiento. La crisis no es una escusa ya que este campus lleva años abandonado, desde antes de que comenzaran la crisis y los recortes, mientras en León se construían residencias y facultades que no tienen llenas sus plazas, en Ponferrada se denegaban nuevas titulaciones y no se hacían las campañas de atracción de alumnos que hacen otras universidades.

 El Campus de Ponferrada ha sido visto por la propia Universidad y por la Junta desde hace más de una década como un problema, en lugar de cómo una oportunidad, estableciendo una política de abandono paulatino para extender la idea de que “este campus no es rentable”, cuando en realidad no se hizo absolutamente nada para que lo fuera. Cómplice de ello son los representantes políticos de los bercianos en Valladolid y Madrid. Tenemos muy cerca un caso parecido al berciano, en Mieres, donde la Universidad de Oviedo amenazó con cerrar el campus de dicha localidad, la respuesta a esta amenaza fue la movilización de estudiantes, trabajadores, ciudadanos y políticos, ayudando a mantener esta instalación tan vital para Mieres, como puede llegar a ser este Campus para El Bierzo, como oportunidad de futuro, de puestos de trabajo y de atracción de población a la comarca.

 Desde Juventudes Leonesistas exigimos más agallas a los representantes bercianos en Valladolid y Madrid, que por una vez se pongan del lado de los suyos y no de los intereses de sus jerarquía partidista y sobre todo que no dejen solos en las reivindicaciones a estudiantes y ciudadanos, los cuales, al contrario de lo que pasó en Mieres, están solos sin el apoyo de sus propios representantes.