Juventudes Leonesistas rechaza frontalmente el cierre de camas en el Hospital del Bierzo.

Además aconsejamos a la Consejería de Sanidad que si quiere ahorrar dinero en lugar de cerrar camas en el Bierzo, elimine asesores y puestos de confianza de la Consejería.

Desde la coordinadora JJLL-Bierzo no salimos de nuestro asombro al ver como la Junta en general y el Consejero de Sanidad en particular se enorgullecen de la decisión cerrar 36 camas en el Hospital de Bierzo este verano.

Desde nuestra coordinadora tuvimos la ingenua paciencia de esperar algún tipo de rectificación tras la impresionante manifestación celebrada en Ponferrada que dejó patente el malestar de los bercianos respecto a este asunto. Y es que nadie gana con esto, más teniendo en cuenta que en verano los pueblos se llenan de vida y por tanto se hace más necesario que nunca mantener (o incluso ampliar) los servicios sanitarios.

Las declaraciones desde la Junta aseguran que saben que las entradas en el hospital berciano bajan en verano, sin entrar a analizar el poder de premonición de la Junta, lamentamos que esto se diga cuando la realidad oculta traslados innecesarios al Hospital de León. Muchos ciudadanos nos han explicado casos tan surrealistas como el de mujeres bercianas y lacianegas que tienen que ir a dar a luz al Hospital de León pudiendo tener el Hospital del Bierzo a su disposición. Por otro lado la escusa de la Junta de asegurar que esto se hace en toda la comunidad no nos vale, nosotros queremos nuestras 36 camas.

Desde nuestra organización creemos que el Hospital del Bierzo (al igual que el Campus, curiosamente) es un problema para la Junta, un estorbo que necesitan ir estrangulando poco a poco para llegado el momento “darle el golpe de gracia”. Para evitar esto rechazamos el cierre de esas 36 camas, exigimos a la Junta que se dé marcha atrás en la decisión y que empiecen “a rodar cabezas”  en la Consejería tras estos lamentables acontecimientos.