La Diputación se cuadra frente al impuesto al azúcar y UPL dice que Montoro «no tiene ni idea»

leonoticias.com

  • El pleno ordinario de marzo insta a promover campañas informativas para una alimentación saludable, mientras que Matías Llorente recuerda que Hacienda «no vela por nuestra salud, nos mete la mano en el bolsillo»

  • r.fariñas

  • descargaUnanimidad en la Diputación Provincial de León para mostrar su rechazo al impuesto sobre las bebidas azucaradas que pretende imponer el ministro de Hacienda.

    El plenario ha aprobado una moción de apoyo al sector remolachero y dará luz verde «con urgencia» a un manifiesto que inste a la Junta a actuar en el mismo sentido.

    Duras han sido las críticas del diputado leonesista, Matías Llorente, que se extrañaba porque el equipo de gobierno aprobara una moción «en contra de los vuestros» y reclamaba al presidente de la institución provincial que se reuniera con los productores.

    Desde UPL no se preocupan «del daño del impuesto» sino de que Cristóbal Montoro no tenga «ni puta idea de lo que dice», además de recordar que éste «no vela por su salud, lo contrario, mete la mano en el bolsillo de los ciudadanos».

    Llorente está convencido de que «habrá impuesto a las bebidas azucaradas» porque pertenece a las 80 medidas del techo de gasto que aprobarán PP y PSOE para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. «Se habla con este impuesto de una aportación de 200 millones de euros y algunas comunidades ya lo han puesto en marcha». Eso sí, reclaman que se hable de «impuesto a las bebidas dulces no a las azucaradas», que son las realmente perjudiciales. «Esta moción no pasará el Puente Villarente y el impuesto se aprobará», ha sentenciado el diputado de UPL.

    El portavoz socialista, José Pellitero, ha asegurado que su grupo trabaja para explicar esta medida a los diputados socialistas. «Lo que se debe mirar es el recorte de la Junta de los tres euros que abonaban por tonelada de remolacha».

    A Francisco Castañón, vicepresidente de la Diputación, le empieza a recordar al debate sobre el carbón y recuerda que «esto daña a la provincia». El sector, además, ya ha sufrido la reducción del 50% de la producción y esto acabaría de dilapidar el futuro de un sector con muchas oportunidades en León.