La quinta provincia leonesa

Diario de León

LA GAVETA. CÉSAR GAVELA
24/04/2016

cesar-diario-leonYa desde niños, los bercianos tenemos que convivir con una frase hecha y aburrida. La que reza que el Bierzo es la quinta provincia gallega. El Bierzo, sin embargo, nunca fue la quinta provincia gallega ni tampoco parece que vaya a serlo. Es leonés y para demostrarlo basta recordar que los reyes de León ya veraneaban en el monasterio de Carracedo en la alta edad media. El Bierzo está en la entraña de las tierras leonesas, y sus semejanzas con Valdeorras no lo hacen gallego, como tampoco hacen leonés al fraterno valle orensano.

Es evidente que el Bierzo y Valdeorras tienen mucho en común, y por algo ambas tierras fueron una efímera provincia en el primer cuarto del siglo XIX. Pero el Bierzo es leonés y Valdeorras gallego, y cabría decir que cada día más gallego si nos atenemos a la labor que la Xunta de Galicia lleva realizando desde hace casi cuarenta años en defensa de su cultura propia, afianzándola en las zonas fronterizas.

También es indiscutible que los bercianos sentimos una gran admiración y querencia por Galicia. Así es y así será en el futuro. Pero también es cierto que cada vez que me encuentro con un berciano que lleva viviendo muchos años en Galicia y le pregunto por esa presunta similitud entre bercianos y gallegos, casi todos me dicen que se trata de tierras y sociologías bastante más diferentes de lo que parece. Sin que ello sea bueno ni malo. Sencillamente, es así. Como también lo es que los leoneses nos encontramos a gusto en Galicia. Pero eso no significa que el mapa esté equivocado y que el Bierzo sea una irredenta provincia gallega. Todo lo contrario. El Bierzo es una parte esencial de la provincia de León, y mientras los bercianos no lo asuman muy expresamente, es más que probable que las cosas nos vayan peor a todos los leoneses. A los del Bierzo y al resto. Porque los tiempos son muy malos y porque, probablemente, no hemos actuado con la unión y compromiso que cabría esperar. Y que pasa por una mayor cooperación entre Ponferrada y León; entre el Bierzo y el resto de la provincia. Sin que ello signifique, menoscabo a la fuerte idiosincrasia del Bierzo.

Ya dura demasiado esa retórica banal del bercianismo antileonés. No lleva a ninguna parte. Es tiempo de sumar y de buscar acuerdos y complicidades porque el Bierzo es la quinta provincia leonesa. ¿Y cuáles son las otras cuatro? Pues una podría ser la montaña, desde Laciana hasta Valdeón; otra, la propia ciudad de León y su alfoz; otra más la geografía que va desde Cepeda hasta La Bañeza, pasando por Astorga y el Duerna. Y la cuarta, el bajo Esla; desde Sahagún al Órbigo. Caben otros repartos, desde luego, pero lo que es indudable es que el Bierzo es León y que mientras esa verdad no se asuma con todas las consecuencias por los ciudadanos y las instituciones, los perjudicados serán los bercianos y el resto de los leoneses.