La sanidad es un derecho de los ciudadanos e imprescindible para fijar población

El mundo rural  debe disponer de los mismos servicios sanitarios que los núcleos urbanos.

Pedro Gallego, presidente de UPL

Pedro Gallego, presidente de UPL

Fijar población es un objetivo prioritario para la provincia de Zamora; de lo contrario asistiremos a una dura agonía poblacional de una provincia tradicionalmente abandonada por la Junta de Castilla y León.

Para fijar población es necesario un plan urgente de industrialización y un compromiso sólido por parte de la Junta de organizar la sanidad en una provincia que cuenta con una población muy envejecida.

Benavente, y así lo ha reconocido la Junta de Castilla y León en su proyecto de reorganización del territorio, es el centro de una comarca con más de 20.000 habitantes a la que hay que dotar de unos servicios sanitarios adecuados para que los usuarios no tengan que realizar desplazamientos innecesarios.

Los benaventanos y su comarca venimos sufriendo desde hace mucho tiempo la desorganización de los servicios sanitarios en el mundo rural por parte de la Junta de Castilla y León. Es ahora cuando tenemos que salir a la calle y pedir con contundencia lo que venimos reclamando desde hace mucho tiempo. No más tiempos de espera innecesarios y no más peregrinajes para obtener una asistencia sanitaria de calidad.