La Universidad rescata del olvido al leonés con la creación de una cátedra

La presión de UPL obliga a la Junta más de 30 años después a contribuir a la difusión de la lengua fijada en el Estatuto

DIARIO DE LEÓN

A. CALVO/A. G. PUENTE | LEÓN

1202049_1Décadas de olvido han convertido al leonés en una lengua prácticamente invisible, circunscrita a pequeños reductos de estudiosos, círculos leonesistas y poblaciones donde sus variantes locales aún perviven. Ahora, tras la larga insistencia de la UPL en las Cortes para que la Junta apoye al leonés por su valor dentro del patrimonio lingüístico y para dar cumplimiento al propio Estatuto de Castilla y León, que establece la defensa del uso de esta lengua y difusión, el Ejecutivo autonómico por fin mueve ficha. La Universidad de León contará con la Cátedra de Estudios Leoneses.

La singularidad de esta lengua, con las peculiares variantes locales, su historia, influencias, características propias y heredadas, también las costumbres de una tierra que un día fue Reino, su legado e influencia en el resto del país con ejemplos como las primeras Cortes de 1188 serán los grandes protagonistas de la cátedra que la ULE pondrá en marcha tras rubricar un acuerdo con la Junta. Con el objetivo de impulsar actividades de investigación, formación y divulgación, la Universidad trabaja en el desarrollo de esta cátedra académica que llevará la enseñanza del leonés, una vez sistematizado y normativizado, al programa curricular de los escolares. Podrán optar por estos estudios en sus colegios e institutos siempre de forma voluntaria.

Según ha podido conocer este periódico, mañana el Consejo de Gobierno de la Junta aprobará la creación de la Cátedra de Estudios Leoneses, que nacerá con una aportación inicial de las arcas autonómicas de 200.000 euros. Este trámite despejará el camino para que ambas partes —Ejecutivo autonómico y Universidad— firmen el convenio que desarrollará esta iniciativa académica.

La vicerrectora de Relaciones Institucionales, María Dolores Alonso Cortés-Fradejas, explica que se trata de una cátedra «abierta a asociaciones y colectivos relacionados con lo leonés». Subrayó que la ULE se encuentra en estos momentos trabajando en el desarrollo de estas enseñanzas y que aún es necesaria la firma del convenio para conocer más detalles, aunque ya adelanta que entre los objetivos estarán la promoción de actividades de investigación, formación y divulgación. Por ahora, prefiere no adelantar a qué departamento y facultad estará adscrita la Cátedra de Estudios Leoneses; sin embargo, este periódico ha podido conocer que el catedrático de Lengua Española José Ramón Morala será el encargado de dar forma a este espacio académico nuevo.

Su creación tiene origen en una de las enmiendas que la UPL planteó al PP en las Cortes a los presupuestos de 2017, cuya motivación rezaba: «Apoyo al leonés por su valor dentro del patrimonio lingüístico» para la que pedía 150.000 euros.

Tras varias reuniones entre el procurador leonesista Luis Mariano Santos y el consejero de Educación, Fernando Rey, éste anunció a la UPL su intención de que la ULE contará con la Cátedra de Estudios Leoneses, una propuesta que se cristalizará mañana en el Consejo de Gobierno de la Junta con su aprobación oficial y la consignación de la primera partida para su desarrollo.

La sistematización del estudio del leonés y las singularidades de una cultura milenaria abrirá la puerta a su enseñanza.