Los militantes de la Unión del Pueblo Leonés en Madrid participaron, siguiendo las propuestas del consejo general de U.P.L., en la manifestación contra la reforma laboral celebrada en Madrid.

El comité de U.PL. en  Madrid ha acordado rechazar la reciente reforma laboral del gobierno del Partido Popular por ser la más agresiva y brutal pérdida de derechos de los trabajadores de la historia de España y del País Leonés.

 

No compartimos su filosofía según la cual el empresario   dispone a su antojo del tiempo, el salario y las condiciones laborales de los trabajadores sin más limitación que el código penal.

 

Creemos que los trabajadores son algo más que mercancías al libre albedrio del empleador y merecen el respeto y la protección del ordenamiento laboral como la parte más débil en la relación empresario-trabajador.

 

Por eso creemos que una legislación que proteja adecuadamente los derechos de los trabajadores ayuda a construir una sociedad más justa y solidaria, que es   objetivo estatutario de la UPL.

Por ello los leonesistas en Madrid consideramos que no podemos quedarnos quietos ante este ataque a los trabajadores leoneses ya sean laborales o funcionarios y animamos a participar en las movilizaciones que, en oposición a esta medida, promuevan las organizaciones sindicales o estudiantiles.

Consideramos una burla del gobierno que se imponga una reforma laboral con el pretexto de fomentar el empleo que, solo en su primer año de aplicación va a crear 600.000 parados más y que solo fomentará la creación de empleo cuando las condiciones económicas del país lo permitan. Es un reconocimiento de su inutilidad en ese sentido, lo cual es lógico, una reforma que cuya filosofía es facilitar y abaratar el despido es imposible que fomente el empleo.