NUEVO PLAN DE INFRAESTRUCTURAS QUE PONE FIN AL REPARTO CACIQUIL EN LA DIPUTACIÓN

Pleno en la DiputaciónNuevo pleno extraordinario en la Diputación de León marcado, nuevamente, por el aplauso unánime de los grupos políticos. El cruce de felicitaciones ha vuelto a cerrar una sesión en la que la institución provincial ha dado luz verde al Plan Especial de infraestructuras y redes dotado con 22,1 millones de euros.

Un plan en el que por primera vez se anticipa y se financia el 100% de la inversión a realizar por los ayuntamientos que serán los que asuman la contratación de las obras. El único requisito, que al menos el 50% de la ayuda sea invertida para la renovación de la red de tuberías de fibrocemento fabricadas con amianto.

Asimismo y para la redistribución de fondos, la Diputación ha establecido una escala con parámetros objetivos de población según la cual los municipios con menos de 250 habitantes recibirán 60.000 euros, entre 251 y 500 80.000 euros, hasta 1.000 habitantes percibirán 100.000 euros, hasta 3.000 recibirán 140.000 euros, hasta 5.000 habitantes 190.000 euros y, por último, el resto de municipios hasta 20.000 habitantes serán subvencionados con 250.000 euros.

Un plan «necesario» para los pequeños municipios de la provincia, según ha señalado el portavoz del PSOE, José Pellitero, fruto de unos remanentes de tesorería «que aunque tenían que haberse gastado años atrás felicito que sea ahora porque de no ser así se hubiera hecho un reparto con criterios políticos y no objetivos como ahora».

En la misma línea se refirió el portavoz de la UPL, Matías Llorente, que remarcó que este plan viene a compensar los repartos «caciquiles» que durante años se hicieron en la Diputación durante varios años. «Planes que son necesarios para cambiar la imagen de esta institución y que dotan de libertad a cada municipio para dirigir su inversión».

En este sentido, Llorente recordó que con este plan se marca un «hito» porque por primera vez se establece el 100% de financiación «a pesar de que era una cuestión de voluntad política». Asimismo, calificó de acierto el anticipo de la totalidad de la ayuda así como el delegar a los ayuntamientos la contratación de las obras.

Aplauso al presidente de la Diputación también desde Ciudadanos y En Común por un plan con el que, según las previsiones, se prevén crear algo más de 300 puestos de empleo así como generar una actividad económica de unos 42 millones de euros. De esta manera, pretenden que los flujos monetarios circulen en las zonas rurales, que mejore la calidad de vida de los ciudadanos y de asentar pequeñas empresas en estas comarcas.

Un pleno en el que se aprobó el expediente de modificación de créditos por valor a 37,6 millones para este plan especial de infraestructuras y redes así como el plan especial de carreteras.