PSOE y UPL acuerdan ceder el campo de regatas a Valdehuesa

 

PP e IU no creen que la junta vecinal pueda costear el mantenimiento de la instalación.

JOSÉ Mª CAMPOS | BOÑAR 09/08/2014 Diario de León

ValdehuesaEl PSOE y la UPL de Boñar aprobaron ayer en pleno la cesión a la junta vecinal de Valdehuesa el campo de regatas situado en la localidad . El alcalde de Boñar, Roberto Álvarez, aseguró que «el acuerdo se había realizado en base a que la pedanía es la propietaria de los terrenos y estaban interesados en esta cesión».

El portavoz del PP, Amable Pascual, manifestó su malestar con la medida y argumentó que «no se entiende que una instalación municipal que ha costado unos 300.000 euros se ceda a la junta vecinal». La cesión de los terrenos para el campo de piragüas se hizo a cambio de una serie de obras en Valdehuesa, según recordaron los populares. «Durante varios años, el Partido Popular ha insistido en que se diese una salida al campo de regatas sacándolo a concurso. Nunca ha habido intención por parte del PSOE y UPL de sacar un convenio de estas instalaciones», denunciaron.

Pascual dejó claro que su grupo no cree que la junta vecinal tenga capacidad económica para el mantenimiento de estas instalaciones. «Las obras que se hicieron en Valdehuesa era con el fin de que esas instalaciones formaran parte del patrimonio municipal». Asimismo, ironizó, asegurando que «se pondrá una placa conmemorativa a los concejales que voten a favor de esta cesión por ceder 300.000 euros ya que nunca se ha hecho en este ayuntamiento una acción de estas características». El PPinsistió en una gestión conjunta entre ayuntamiento y pedanía.

La concejala de la UPL y presidenta de la junta vecinal de Valdehuesa, María Isabel Álvarez, puntualizó que «la cesión se ha hecho de forma incondicional» y que «si es bueno para Valdehuesa es bueno para Boñar».

El portavoz de IU, Aquilino Castro, puso en duda que la junta vecinal tenga capacidad para llevar a cabo una gestión del centro de regatas y declaró que «nadie nos puede convencer de que la junta vecinal está en mejores condiciones para gestionar estas instalaciones que el propio ayuntamiento», aseguró Castro, quien consideró que los socialistas están haciendo con esta cesión es una «dejación de funciones».