Santos se apoya en la militancia de base para recuperar el pulso de UPL

El nuevo líder leonesista sale elegido a mano alzada por el centenar de asistentes al XI Congreso

DIARIO DE LEÓN

MANUEL C. CACHAFEIRO

Pedro Gallego, Luis Mariano, Eduardo López Sendino y Julio Rivo. Foto Jesús F. Salvadores

Pedro Gallego, Luis Mariano, Eduardo López Sendino y Julio Rivo. Foto Jesús F. Salvadores

Luis Mariano Santos cogió ayer el testigo de Eduardo López Sendino al frente de la UPL. Una elección que, tras un cambio exprés de los estatutos, se votó a mano alzada con el apoyo prácticamente unánime del centenar de militantes que acudió al X Congreso ordinario de la formación leonesista celebrado ayer en un hotel de la capital. Una cita congresual que apenas debatió durante dos horas las tres ponencias presentadas y donde también hubo destacadas ausencias, como la de Lázaro García Bayón, concejal en Villaquilambre.

Santos afronta la nueva etapa con dos ideas claras. Recuperar el terreno político perdido y trasladar a la sociedad un mensaje de un partido serio y útil, no sólo para la sociedad leonesa sino también para la zamorana y la salmantina, que forman también parte del proyecto de UPL de crear una autonomía de la Región Leonesa.

Si por algo destacó la cita de ayer fue por la presencia del denominado leonesismo social, con representantes de ese movimiento como Félix Pérez, ‘El Cheva’, y también del leonesismo político escindido de la UPL, con el dirigente del PAL , Miguel Díez Cano, entre otros.

Junto a Luis Mariano Santos estará como número dos en la nueva Ejecutiva de 25 miembros, que fue la que ayer se votó en el Congreso, Eduardo López Sendino, que cede el primer puesto a Santos. Como novedad, de secretario de Organización entra Julio Álvaro González Rivo, concejal en el Ayuntamiento de San Andrés. Presidente seguirá siendo Pedro Gallego de la Torre, que es edil en Benavente.

«El leonesismo no sólo es UPL», señaló Santos en sus primeras declaraciones tras ser elegido. Un mensaje en clave interna y, sobre todo, dirigido a todo el movimiento leonesista que en los últimos años se ha ido alejando del partido. «Creo que ha sido un congreso tranquilo, en el que hemos dado la imagen que estamos buscando desde hace cuatro años: ser un partido coherente, que denuncie los desequilibrios territoriales de la región leonesa. No es un cambio de caras», aclaró.

En esa línea, el nuevo líder leonesista también insistió en la necesidad «de ser generosos» y de hacer cesiones para que grupos y personas ahora alejados de la UPL «se integren» en este nuevo tiempo de su proyecto político.

Al final, habrá acuerdo electoral con el PAL, después de un amplio debate que ha incluido incluso un posible cambio de siglas, que finalmente se ha descartado, según explicó Miguel Díez Cano, el líder del Partido Autonómico Leonés, presente ayer en el Congreso. «Se ha barajado, pero las siglas históricas son las de UPL; lo que es necesario recuperar es la unidad de voto», insistió.

Por su parte, el secretario general saliente, Eduardo López Sendino, abrió el XI Congreso Ordinario con un mensaje de unidad también. «Tengamos un mismo objetivo, este es un partido serio, fuera de histrionismos y esa unidad es clave para luchar por solucionar los graves problemas de despoblación de la región leonesa». «Dejo el brazalete de capitán pero seguiré a su lado porque solo con la unidad lograremos que este partido tenga un buen resultado. UPL ya ha tenido suficiente castigo por los errores cometidos», concluyó.

Entre los asistentes al XI Congreso estuvieron otros líderes como Matías Llorente, o miembros de los sindicatos y la patronal de León.

Santos, durante la clausura. JESÚS F. SALVADORES