Una auténtica farsa

Diario de León

TRIBUNA

Eduardo López Sendino Secretario General de Unión del Pueblo Leonés

 

UPL. Sendino.

UPL. Sendino.

Pasó el 1 de mayo y como siempre los sindicatos al uso salieron a la calle para reivindicar todos los años prácticamente lo mismo: trabajo y mejoras en el mismo. Nada nuevo bajo el sol. Y mientras tanto León y provincia, y toda la región Leonesa, se siguen desangrando con descensos de población que supone aproximadamente la desaparición de Astorga o La Bañeza cada dos años, en el caso de la provincia de León, para que entendamos la magnitud de la situación.

León se desangra día a día sin que nadie lo remedie. Los partidos al uso más preocupados de sus poltronas y resultados personales que de dar soluciones al problema y los sindicatos igual que los partidos, y que nadie se mueva no vaya a ser que no se salga en la foto. Y aparte de las responsabilidades autóctonas, por decirlo así, a ello sumamos la enorme responsabilidad de la Junta de C. y León, solo preocupada de que no se pierda el empleo en Valladolid, como si fuera el ombligo del mundo y los demás solo interesemos para venir de paseo o a vendernos motos (fabricada en Valladolid, a poder ser).

Y los de siempre dirán que ya está el victimista éste, pero es que los datos son tozudos, o que diríamos en León: cazurros, que la provincia que menos puestos de trabajo y población pierde es Pucela y cuando los puestos de trabajo se pierden en Valladolid las alarmas en la Junta saltan (Lauki es un ejemplo), pero si Caja España acomete un ajuste brutal con León o los ganaderos no venden la leche y se ven abocados al cierre, pues da igual.

¿Qué hacen los representantes leoneses desde Podemos al PP, pasando por el PSOE y Ciudadanos o los sindicatos? Pues callar o hacer declaraciones grandilocuentes y vacías de contenido. Así nos va a los leoneses.

Y en el 4 de mayo la Junta programó un Pleno en León, también vacío de contenido práctico para los leoneses, porque si bien está que se reconozca al Reino de León como Cuna del Parlamentarismo (ojo, con intentos de apropiarlo como mérito castellano, que nada tiene que ver) no es menos cierto que es otro postureo de la Junta vacío de contenido donde los problemas de León, ni tocarlos donde la descentralización de las instituciones ni se ocurra mencionar, y donde no se trate ni por asomo los problemas de empleo y consiguiente envejecimiento de la población y despoblamiento.

Por eso, este pleno fue una auténtica farsa, una tomadura de pelo que exige que los leoneses, los parados, los agricultores, los ganaderos, los mineros, los empleados de Caja España y todos los que sienten que León se muere, deben mostrando su descontento e indignación por esta muestra, una más, de que León importa para la Junta solo para una foto. Y León, el Reino de León, la región leonesa se merecen más que eso.