UPL acusa al gobierno de Hidalgo del “Incumplimiento” del convenio firmado con el RAM

 

Lazaro

 

En relación con la noticia publicada, sobre el impago de la subvención concedida en el año 2003 al equipo del futbol sala RAM, es necesario aclarar, que se firmó un convenio con el citado equipo por 48.000 euros, a cambio de otras prestaciones por parte del equipo subvencionado, como hacerse cargo de la escuela de futbol-sala de Villaquilambre, publicidad, etc.. Aclarar que en aquel momento gobernaba el Municipio de Villaquilambre la UPL en coalición con el Partido Popular, equipo de gobierno del que formaba parte el actual Alcalde, como concejal de PP, Don Manuel García Martínez. Posteriormente y a raíz de la moción de censura propiciada por el PSOE de entonces, después CIVIQUS, y el PP, después INPOVI, fue este equipo de gobierno, quien decidió no cumplir el convenio aprobado, y recordar que aquí también formaba parte del gobierno el actual Alcalde, iniciándose un proceso judicial, que ha desembocado en lo que ahora es noticia.  Solo me queda recordar que acertada o no, la decisión que se tomó en su momento fue acordada por todo el equipo de gobierno por unanimidad, y quien incumplió el convenio fue otro equipo de gobierno, donde algunos miembros, un día dicen si y poco después dicen no, iniciándose un proceso judicial que ha concluido en el TSJ, condenando a quien incumplió el acuerdo, algo lógico, puesto que el equipo del RAM cumplió su parte y quien incumplió fue el Ayuntamiento gobernado ya por el equipo de gobierno presidido por el Sr. Don Miguel Hidalgo como Alcalde y del que formaba parte el actual Alcalde el Sr. Don Manuel García, que como queda expuesto, un día votó una cosa y otro día cambió el sentido de su voto.

Sólo me queda matizar, que en todos los gobiernos se toman decisiones, acertadas o no, que cuando se produce el cambio de los mismos, es necesario asumirlas, y antes de incumplir los acuerdos, tener muy claro las decisiones que se tomen al objeto de no producir daños mayores como el caso que nos ocupa, algunos creímos en su día que este acuerdo era bueno para Villaquilambre y tomamos la decisión por unanimidad, y no pagamos la subvención pactada, porque el pago se hace cuando se recibe la contraprestación  y entonces ya no formábamos parte del gobierno municipal. Otros pagamos por sentencias como las contribuciones especiales del Caminón mal tramitadas, el endoso de Banco Castilla mal tramitado, el pago del contrato de limpieza y recogida de basuras, al cuarto mes se dejaron de pagar las facturas, el contrato del transporte público, el consultorio de Villarrodrigo mal tramitado, y con reparos de la intervención y advertencias de ilegalidad de la Secretaria, y tuvimos que levantar los reparos hechos por otros y pagar las deudas que dejaron los que ahora critican decisiones que fueron tomadas por ellos mismos, sin valorar las consecuencias.