UPL CONTESTA A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN QUE EL AGUA “ES DE TODOS”, NO SÓLO PARA BENEFICIAR A CASTILLA

Obras en el Canal de Payuelos

Obras en el Canal de Payuelos

Ante las declaraciones realizadas por el Secretario de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León en relación con el enorme problema que tiene la Provincia de León con el tema del agua, desde UPL queremos manifestar nuestra decepción e indignación ante la falta de respuesta a un problema que afecta a miles de explotaciones y familias de nuestra tierra.

En efecto, si el agua “es de todos” también de todos la obligación de transformar en regadío la zona de Payuelos, de crear una infraestructura moderna que permita el ahorro de agua en años de sequía como éste, de modernizar un sector básico para la sociedad, tal y como han hecho durante estos más de treinta años con el sector industrial de Valladolid.

Después del enorme esfuerzo realizado por esta Provincia, que ha visto como se anegaron valles enteros para que pudiera regarse y modernizar el maltratado sector agrícola, después de treinta años esperando a que llegara el agua a nuestros pueblos vemos como cuando llegan los problemas y a la primera de cambio los perjudicados son, una vez más, los regantes leoneses ante la pasividad de una Junta que sólo habla de solidaridad cuando se trata de beneficiar a Castilla.

Queremos recordar que a pesar de que la transformación de secano en regadío en la zona de Payuelos no llega al 20% en estas fechas, la Junta de Castilla y León sí vio con buenos ojos que hace más de veinte años se empezara a derivar agua al Canal de Castilla a través de la aportación de Galleguillos de Campos para beneficiar a algunos terratenientes castellanos y a las zonas de industria y ocio de Valladolid y Palencia.

Desde UPL sabemos que con la transformación de la zona de Payuelos todas las administraciones y organismos competentes pero, principalmente la Junta, están jugando a seguir retrasando sine die lo que es nuestro derecho con el único objeto de que no se modernicen las 38.000 hectáreas previstas en la zona de Payuelos y haya un hueco que permita seguir aportando agua a las zonas industriales y de ocio de Valladolid y Palencia.

No hay explicación racional posible ni tampoco se trata de enfrentamientos entre agricultores ya que lo que está sucediendo en la actualidad, después de que los regantes del Carrión han concluido su campaña de riego, es que sigue derivándose agua a Castilla sin que nadie dé ninguna explicación al respecto y los leoneses ya estamos hartos de que nos tomen el pelo.

En otro orden de cosas, desde UPL somos conscientes de que debemos mentalizarnos de que el ahorro es necesario y queremos denunciar el despilfarro de agua que supone que en la ciudad de León se sigan baldeando las calles con agua de la traída como si no hubiera sequía o como si no estuviera toda la Provincia en alerta.

En efecto, es difícil de explicar a la ciudadanía que, a pesar de los enormes problemas que está atravesando el sector agrario y del peligro que en que se encuentran muchas familias después de grandes inversiones y de la importancia del sector primario para el conjunto de nuestra sociedad, en la capital se sigue utilizando agua los pantanos para regar las calles mientras muchos agricultores ven desesperados como sus cultivos perecen sin que se haga nada para remediarlo.