UPL cree que la “dejación” de la Junta con la brucelosis acaba con el ganado

 

La formación acusa a la consejera de Agricultura de “mentir en los datos sobre la enfermedad que hace públicos su Consejería”

 

Ical       27/11/2013
 Brucelosis
UPL acusó a la Junta de “dejación con la brucelosis” y aseguró que esa actitud “está acabando con la cabaña ganadera de la Montaña Oriental de León”. Además, los leonesistas acusan a la en un comunicado a la responsable de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, “de mentir en los datos sobre la enfermedad que hace públicos su Consejería”.

 El secretario comarcal de Cistierna, Ildefonso Riaño, recuerda en el mes de junio se pidió a la Junta y a sus servicios veterinarios “que no repitieran los errores del pasado y que aprendieran de la experiencia con el fin de no aniquilar la cabaña ganadera”. Es obvio, añaden en la nota, a la vista de los datos, que ni se ha aprendido, ni se ha seguido el programa de erradicación estatal contra la brucelosis como se había solicitado.

Para los leonesistas, “es palpable también que los servicios veterinarios, incluido el Colegio de Veterinarios de León, han hipotecado su independencia por defender la errática política de la Consejería y del Servicio Territorial dependiente de la misma, ‘falseando’ unos datos cuya realidad es tan brutal que sólo hasta el mes de octubre se ha llevado por delante casi un centenar de reses en el ayuntamiento de Prioro, más del 10% del total de su ganadería”.

En esa política que tildan de oscurantista, incluyen al alcalde de Prioro, Francisco Escanciano, “quien se negó a aprobar una moción de UPL en su ayuntamiento, donde se pedía a la Junta un informe de las actuaciones llevadas a cabo para sofocar los brotes de brucelosis”. Eso sí, reprochan, “se niega a pedir a sus jefes de Valladolid información sobre sus actuaciones pero lleva a los jóvenes de Nuevas Generaciones a elucubrar sobre el problema de la cabaña ganadera”. UPL solicita al alcalde de Prioro y a la consejera Clemente “más diligencia y menos palabrería, menos dulcificar los datos y más actuaciones que eviten la desaparición de la ganadería en la Montaña Oriental leonesa”, algo que contribuye -añaden- a la desaparición de los pueblos.