UPL cree que las negociaciones con el Consejero de Sanidad están de vacaciones

descargaUPL considera graves las declaraciones realizadas por el Sr. López Iglesias, Gerente Regional del SACYL el pasado día 21 en Zamora, por justificar  que en Benavente la atención pediátrica está cubierta con los tres pediatras que atienden únicamente en consulta ordinaria por las mañanas y por reconocer ahora, después de varios años como Gerente del Complejo Asistencial de Zamora, que tienen que “valorar la posibilidad de mejorar los servicios de diagnóstico del Hospital de Benavente”.

Justificar que la urgencia pediátrica está cubierta porque los médicos de urgencia que prestan sus servicios en Benavente y que atendieron los 32 casos que se presentaron en los seis primeros meses del año y que posteriormente derivaron a Zamora se resolvieron satisfactoriamente es una temeridad. Esto es jugar a la ruleta rusa con la salud de nuestros pequeños, ya que si se hubiera presentado o se presenta actualmente en algún pequeño una complicación vital, ¿la atenderían satisfactoriamente quienes no tienen esa especialidad médica?

La segunda parte de la declaración, dicha por quien conocía la situación del Hospital de Benavente en su puesto de responsabilidad en el Complejo Asistencial de Zamora es alarmante. El correcto diagnóstico de un paciente es  fundamental para realizar un tratamiento adecuado. Si  el Sr. Gerente considera que se puede mejorar el servicio de diagnóstico en nuestro hospital, UPL entiende que es algo que se debe resolver inmediatamente para que los profesionales sanitarios puedan realizar su labor con total garantía.

Las carencias en la atención sanitaria en nuestra provincia y concretamente en el Hospital de Benavente están siendo visibles gracias al trabajo de denuncia y movilización ciudadana realizado por el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora y gracias también a ciudadanos, como los padres de la niña que tuvieron que esperar cuatro horas en las urgencias del Hospital de Benavente para que posteriormente fuera derivada a Zamora, por su postura valiente y decidida en denunciar los hechos.

El Equipo de Gobierno de Benavente, que evidentemente no dispone de medios para mejorar  la atención sanitaria en nuestra ciudad, está en la obligación de pelear eficazmente con los responsables de la sanidad en Castilla y León  para que de una vez por todas  se  atiendan las necesidades sanitarias denunciadas por el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora y demandadas por los ciudadanos.

Los “logros y avances” que describen en su rabioso y acomplejado comunicado panfletario el Equipo de Gobierno municipal, es un pírrico avance en unas negociaciones con un Consejero de Sanidad que les está toreando descaradamente.  Han pasado varios meses desde que los ciudadanos salieron a la calle y  necesitan saber, además de que se ha planteado la correspondiente solicitud,   conocer cuándo se va a mejorar  o crear la atención pediátrica, el servicio de diagnóstico, la unidad de cuidados paliativos y el transporte sanitario, entre otras cuestiones.

UPL recomienda al Equipo de Gobierno que centre sus esfuerzos en negociar eficazmente con los responsables de la sanidad en la Junta de Castilla y León, para que Benavente y comarca dispongan de la atención sanitaria que debe tener y dejarse de tanta verborrea mentirosa y maliciosa que no beneficia a nadie y descalifica a quien la dice.

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora está haciendo un gran trabajo y es necesario que las formaciones políticas colaboremos con ella. Capitalizar políticamente los logros de un movimiento civil es muy peligroso y puede dar al traste los avances obtenidos.