UPL DE EL BURGO RANERO SE FELICITA POR EL HECHO DE QUE LA JUNTA VECINAL RECONOZCA EL ENDEUDAMIENTO Y PÉRDIDA DE PATRIMONIO DERIVADOS DE SU GESTIÓN.

1.- Desde la Unión del Pueblo Leonés queremos mostrar nuestra satisfacción por el hecho de que el Presidente de la Junta Vecinal de El Burgo Ranero reconozca la deuda generada a las arcas de la Junta Vecinal, deuda derivada de su gestión y  de su incapacidad para tramitar de forma correcta el proyecto de la Casa del Pueblo ante el Grupo de Acción Local ADESCAS, tal y como ya denunciamos ante los medios de comunicación, y que motivó la obligatoriedad de tener que solicitar un préstamo que hipoteca los bienes de la localidad. Decir que reiteramos lo anteriormente manifestado y que los datos que se aportaron fueron obtenidos de forma oficial y de los organismos pertinentes, ofreciendo uno más que el Sr García publicó en el BOP nº 212 de fecha 08 de noviembre del año 2010 donde figura la adjudicación total por un importe de 121.400€.

2.- Queremos puntualizar igualmente que nuestra intención no es denunciar el comportamiento de los jóvenes del pueblo por organizar una fiesta, todo lo contrario: queremos darles las gracias porque son únicos que realmente trabajan no como los dirigentes de la Junta Vecinal que manejan a los jóvenes para que les saquen de apuros en las fiesta locales, ofreciéndoles una aportación económica irrisoria, por lo que tiene doble merito. Lo que realmente hemos hecho es denunciar una serie de irregularidades que, con motivo de la inauguración del local, cometió la Junta Vecinal por lo que ponemos a disposición de todos los vecinos la denuncia para cualquiera que quiera verla y que nunca hubo intención alguna contra estos jóvenes sino contra la entidad local que gobierna el Sr. García.

Recordar que nuestra denuncia está motivada en el hecho de que tanto los permisos como los seguros son necesarios y están para evitar problemas que precisamente podían a afectar a los jóvenes que organizaron y trabajaron por las fiestas y por El Burgo, y únicamente  porque la Junta Vecinal no quiere realizar unos trámites o contratar un seguro de importe mínimo.

3.- Los que más irregularidades cometen pretenden hacer creer a los vecinos que todos los hacemos lo mismo, por lo que pretendemos puntualizar:

–       Respecto a la concesión de la tierra de chopos que mencionan, señalar simplemente que lo ocurrido fue que en el procedimiento de concentración de la localidad se adjudicó a la Junta Vecinal una tierra que tenía chopos todavía no desarrollados al cien por cien, tierra que antes de la concentración era propiedad del Presidente de la Junta Vecinal por lo que se estableció un sistema de explotación al cincuenta por ciento al corte de la planta, algo totalmente legal y absolutamente común en estos casos y antes de concederse la propiedad del terreno, a diferencia de lo que ocurre con sus actuaciones que no sólo son insólitas además son ilegales.

 

–       En lo que respecta a la explotación del coto de caza, señalar que de forma absolutamente legal se concedió a un Club Deportivo de Caza formado por cazadores locales del pueblo, de gente que se preocupa por el mismo y que, paradójicamente se paga desde que nosotros lo constituimos para La Junta Vecinal a los propietarios de los terrenos y donde quiero hacer hincapié para recordarle Sr.Gacía que es el primero que viene a cobrar, siendo el coste anual por pagos a propietarios de unos  2.000 euros al año más 500 euros a la Junta Vecinal, mientras que el anterior explotador sólo pagaba 600 euros a la Junta Vecinal.

 

–       Finalmente, decir que la finca de catorce hectáreas a la que aluden, como ellos muy bien saben, era un terreno que se denomina de masa, terreno que no tiene nada que ver con las propiedades de la Junta Vecinal, sino con los daños y mermas que se ocasionan con objeto de la concentración y que finalmente se lo adjudicaron a la localidad de Villamuñío por estar en su término (una de las peores zonas del Payuelo) y que nosotros defendimos para que su adjudicación fuera en El Burgo Ranero, sin finalmente conseguirlo, pero no sin intentarlo con multitud de recursos y muchas visitas a la Junta de Castilla y león que de nada sirvieron puesto que desde el primer momento nos dejaron claro que ustedes ya habían acordado un planteamiento a favor de algunos particulares y en contra del común.

 

A lo que no se refieren es a sus actuaciones con objeto de la concentración, a la información que manejaba la Junta Vecinal y personas privilegiadas y cercanas a la misma de nuestro pueblo. Información que motivó que estas personas del pueblo compraran terreno en otras localidades próximas sospechosamente antes de la concentración,  para que posteriormente se les adjudicara esos terrenos dentro del pueblo de El Burgo Ranero y otros cuyas parejas descendientes de localidades cercanas se les benefició de la misma manera y  así desplazar a los peores y más lejanos terrenos del término local a la Junta Vecinal como propietaria y a diversos propietarios privados residentes en la localidad que igualmente se vieron afectados.

 

Señalar igualmente que cuando entramos en el gobierno, con el plazo de alegaciones finalizado y a pesar de su intencionada inactividad conseguimos recuperar para el pueblo: la finca de la Laguna Surco, una parte muy importante de las suertes del monte a la altura del cruce de Calzadilla, la era que actualmente está cercada de alambrera y se ha arrendado para los trabajos de Adif y el terreno situado a la altura de la huerta del señor Carmelo lindante con la gasolinera. Todo ello con mucho trabajo porque quienes lo tenían que haber hecho en su día no lo hicieron causando daños irreparables para el pueblo como la adjudicación de las laderas más áridas, la pérdida de una parte muy importante de monte , igualmente se adjudico a particulares una partida considerable de las suertes y del valle con el consiguiente deterioro medioambiental puesto que algunos de sus actuales propietarios lo han roturado, así como la perdida en términos globales de terreno y de riqueza en más de un 50% del valor patrimonial.

 

En otro orden de cosas, decirle Sr. García que hasta un abogado de secano debe estar mínimamente formado con lo que a usted no le puedo calificar de igual manera por carecer de los estudios mínimos con lo que ensombrece aún más la gobernabilidad de La Junta Vecinal. La mezquindad con la que actúan en compañía de la nocturnidad y alevosía para buzonear panfletos repletos de mentiras sin sello o firma que permita la acción legal contra los remitentes y con la única intención  de mancillar mi imagen, es propio de individuos carentes de personalidad y con la capacidad intelectual de  niños de parvulario que son mucho más inteligentes que ustedes.

 

Con este escrito pretendemos zanjar la polémica con el Presidente de la Junta Vecinal, y recordarle que está al frente de una administración pública y que su gestión debe ser transparente respecto a la oposición y al resto de los vecinos  para que tengan claro todo este asunto y muchos más, nos presente las cuentas de todas las legislaturas anteriores que el estime oportuno, incluida la mía y la suya actual al Pueblo, así saldremos de dudas todos, teniendo en cuenta que finalizando la Legislatura en la que nosotros gobernamos (2003/2007) expusimos las cuentas al Pueblo, previa convocatoria y todo el que quiso interesarse supo exactamente lo que se había hecho.

 

Finalmente, queremos felicitar al Partido Popular por la elección de candidatos en las pasadas elecciones locales, puesto que en el Ayuntamiento de El Burgo Ranero han obtenido los peores resultados de la historia  del PP y  han hipotecado la Junta Vecinal a sabiendas que tienen por delante tres años para devolver los favores que les hicieron con motivo de las elecciones y que el único patrimonio que quedaba después del desastre de concentración parcelaria que nos dejaron como herencia esta cada vez más cerca de ser propiedad de  una entidad bancaria con lo que demuestran el respeto que tienen Uds. a su pueblo.

 

 

 

 

 

En El Burgo Ranero, a once de mayo de 2012.

 

 

Alfredo Rodríguez Caballero