UPL denuncia el abandono por parte del Ayuntamiento de La Sal y Ferral.

Zonas Verdes de Ferral

Zonas Verdes de Ferral

Desde el Grupo Municipal de UPL queremos denunciar el lamentable estado que presentan las zonas de Ferral y La Sal del municipio. Nos llama la atención la cantidad de quejas que vienen de los vecinos de estas partes del municipio, que parecen vivir “al margen” de la actividad municipal.

En primer lugar, ante las numerosas quejas que hemos recibido de Ferral del Bernesga, el concejal de UPL, Julio González Rivo, pudo comprobar en primera persona las carencias que presentan las zonas de ocio de este pueblo. Ya en febrero de este año denunciamos el estado de estas zonas, especialmente en el parque de La Era. Cuando hemos vuelto, es cierto que la zona de las mesas la hemos encontrado en mejor estado, pero el resto, especialmente el arenero sigue abandonado, tanto que no sabemos si es un arenero con hierbas, o una parte de césped con arena… Del mismo modo las zonas verdes de la calle San Roque están aún peor que en nuestra última visita, además de descuidadas, sucias.

El portavoz de UPL en San Andrés en el Ferral

El portavoz de UPL en San Andrés en su visita a El Ferral

La otra gran zona perjudicada del municipio es el barrio de La Sal, aquí parece que el Ayuntamiento no existe. Salvo casos contados, las zonas verdes están totalmente abandonadas, con hierbas creciendo sobre el adoquinado, muestra de un profundo abandono. Además de la suciedad general de zonas como el Polideportivo o el entorno de la calle Burgos.

Desde UPL, una vez más, entendemos que desde la Concejalía de Medio Ambiente es necesario dar un giro de 180º. Organizar mejor los recursos municipales (que sabemos que son menos de los que necesitaríamos), pero los vecinos de estas zonas, y con razón, solo entienden una cosa: están pagando impuestos para recibir unos servicios mínimos que no llegan. Desde UPL entendemos que la política de abandono debe acabar, especialmente en estas zonas, además con soluciones sencillas como esa reorganización de los medios municipales que evite que dentro de un mismo barrio haya zonas verdes cuidadas y otras abandonadas (como en La Sal); o tomar medidas que faciliten el mantenimiento, como sustituir algunas partes de arena de las zonas infantiles de Ferral por caucho, algo que no conlleva un coste excesivo y que es más limpio. Nuestra formación entiende que solucionar estas carencias dependen exclusivamente de la voluntad política, por tanto no caben excusas.