UPL denuncia el deterioro y total “abandono” de Garrafe de Torío

Estefanía Niño

Montaña central Varias obras de mejora y adecuación, asfaltado e iluminación llevan años aprobadas por unanimidad en pleno, pero todavía no se han ejecutado

El puente sobre la vía de la calle "Del Barrio" es un peligro potencial

El puente sobre la vía de la calle “Del Barrio” es un peligro potencial

«Solo hay que darse una vuelta para comprobarlo». Con esta afirmación se denuncia desde UPL el estado de deterioro y el «abandono» en Garrafe de Torío. Necesidades básicas como asfaltado, quitamiedos, o puntos de luz son las principales reivindicaciones del concejal en el Ayuntamiento de Garrafe de Torío, Fulgencio Bandera, y el vocal de la Junta Vecinal de la localidad, Julio Revuelta.
La primera de ellas, es ya una reivindicación de la que La Nueva Crónica se hacía eco recientemente, y es sobre el lamentable estado del puente sobre la vía de la calle Del Barrio. Los muros de contención del citado puente se encuentran con importantes grietas, y el firme necesita una mejora. A ello se suma el hecho de que no existen quitamiedos en una zona donde el hielo puede jugar una mala pasada. El estado de este puente ya se ha notificado tanto al Ayuntamiento como a Adif, ya que es un puente sobre la vía férrea, para que pongan en marcha las medidas pertinentes. «Da igual si es competencia de uno u otro, hay que arreglarlo ya», apuntan al tiempo que recuerdan que es un peligro potencial para los vecinos.
Otro de los puntos que genera las críticas de los leonesistas es ‘El Callejo’, un cordón peatonal que conecta la localidad. «Está sin desbrozar, sin asfaltar y sin puntos de luz», remarcan. La historia de El Callejo viene de lejos, y es que  en un principio se dudaba de si la titularidad era o no municipal. Un proceso judicial atestiguó que definitivamente era un vía pública, y aunque se aprobó en pleno por unanimidad su adecuación e iluminación adecuación, nada se ha hecho hasta la fecha. De esta acuerdo plenario han pasado ya más de cuatro años. «Es un camino estrecho, pero un nexo importante de comunicación», recuerdan. Además, señalan que en plena vía pública un particular haya colocado una antigua máquina, y urgen a su retirada.
Igual suerte corren las aceras de Garrafe, donde son más que visibles las grietas y los desniveles. «Las obras se aprobaron en pleno también, hace más de dos años», pero su estado evidencia que no se han puesto en práctica. Desde UPL recuerdan que son muchas las necesidades de Garrafe, desbroce, asfaltado, iluminación… y no solo desde un punto de vista estético, sino como una medida para garantizar la seguridad de los vecinos.
El estado de abandono, apuntan, se debe al mal funcionamiento del Ayuntamiento, y a la «desorganización».

–>