UPL DENUNCIA QUE LA JUNTA TRATA DE LANZAR BALONES FUERA PERSONÁNDOSE EN LA TRAMA EÓLICA COMO PERJUDICADA

Foto Leticia Pérez/Ical

Foto Leticia Pérez/Ical

Ante las declaraciones formuladas por la Portavoz de la Junta de Castilla y León referentes a la intención de la Junta de personarse en la causa de las eólicas, desde Unión del Pueblo Leonés queremos manifestar nuestra sorpresa pero también queremos denunciar este intento de desviar la atención cuando son la propia Junta y el Partido Popular los máximos responsables de estos hechos que ya han motivado la investigación y una querella de la Fiscalía Anticorrupción; por lo que consideramos que los verdaderos perjudicados somos los ciudadanos, no la Junta.

En efecto, coincidimos en que la información publicada por los medios de comunicación puede suponer una pérdida de confianza de los ciudadanos en la Junta pero esta trama no es nueva y denunciar que tienen antes los medios de comunicación que la Junta la querella de la Fiscalía Anticorrupción no es más que una forma de eludir sus innegables responsabilidades políticas y un intento de matar al mensajero.

La Comisión Parlamentaria que investigó el tema ha sido torpedeada por el Partido Popular en las Cortes y el hecho de que un exviceconsejero “de los de casta” esté implicado en la trama debería ser motivo más que suficiente para que la Junta de Castilla y León se dedicara únicamente a dar explicaciones tanto en sede parlamentaria como a los ciudadanos de este desfalco.

Consideramos imprescindible que sea el Presidente de la Junta, como responsable del ejecutivo y de los nombramientos de las Consejerías, el que dé explicaciones pertinentes y ponga los medios a su alcance para esclarecer los hechos y conseguir que los responsables paguen por sus actos.

Seis delitos,  veinte empresas investigadas (algunas muy conocidas por la Junta) y un exviceconsejero nombrado por la Junta y, por ende, por un Partido Popular que gobernaba en Castilla y León con una mayoría absoluta de manual y de rodillo, deberían hacer que los representantes de la Junta se sonrojaran al hablar del tema en lugar de culpabilizar a los medios de comunicación por unas filtraciones que tarde o temprano iban a salir a la luz.

Finalmente, desde UPL también lamentamos, aunque tampoco es algo nuevo pero sí de moda últimamente, que la Junta de Castilla y León esté en contra de que los leoneses manifestemos democráticamente a través de un referéndum nuestra opinión sobre la pertenencia o no a ésta comunidad autónoma que en poco más de 30 años ha acabado con nuestro tejido industrial y que no nos ha traído más que pobreza y despoblación.

Los responsables de la Junta deberían estar más preocupados por haber arruinado una región y situarnos a la cola de Europa que por lavar su imagen y la de un Partido Popular que tiene imputados y condenados por toda la geografía española.