UPL EXIGE A LA JUNTA QUE SE PONGA AL FRENTE Y PRESTE LA AYUDA NECESARIA A LAS JUNTAS VECINALES PARA RECLAMAR LA TASA A LAS ELÉCTRICAS

SALÓN DE PLENOS DE LAS CORTES DE C. Y LEÓN

SALÓN DE PLENOS DE LAS CORTES DE C. Y LEÓN

En la sesión de control al gobierno autonómico celebrada ésta tarde, en el pleno de las Cortes, el procurador leonesista ha exigido a la Junta que dé un paso al frente y se ponga del lado de las Juntas Vecinales.

Por eso le ha preguntado al Consejero de la Presidencia si va a tomar alguna medida para ayudar y facilitar el cobro de los derechos reconocidos, en favor de las Juntas Vecinales, por la sentencia del supremo que condena a las eléctricas a pagar por el uso del espacio público.

Durante los últimos tiempos han sido numerosas las situaciones que han planteado un conflicto entre la sociedad y el oligopolio de las eléctricas, como las puertas giratorias o las subidas abusivas amparadas por el gobierno de turno.

Por primera vez el poder judicial zanja una  situación en la que las eléctricas se han beneficiado de instalaciones y tendidos eléctricos de nuestros pueblos sin ninguna contraprestación. Han conseguido beneficios que han repartido con todos esos “paracaidistas políticos”- así los ha denominado Santos Reyero-, que han hecho uso de las puertas giratorias.

Luis Mariano instó a la Junta a ponerse del lado del más débil, haciendo alusión a las Juntas Vecinales, porque es la justicia que reconoce el Tribunal Supremo en sus sentencias.

Santos aprovechó para preguntar qué va a hacer la Junta ante la petición pública de un pacto eléctrico que coordine el cobro de la nueva tasa. “Las administraciones más grandes y con más medios han de velar por la defensa de las más pequeñas, eso es lo que necesitan y no planes de ordenación territorial”,-sentenció.

Para finalizar su intervención pidió y exigió que la Junta de Castilla y León, al igual que la UPL ya lo ha pedido en la Diputación de León, se ponga al frente y preste la ayuda jurídica y económica necesaria. “Nadie podría entender la inacción de la Junta y la Diputación de León, que se queden impasibles ante la presión de aquellos que dan cobijo a altos cargos políticos, una vez acaban con su función pública, para modificar la legalidad vigente cuando ya no responde a sus intereses.”

El consejero asumió el compromiso de prestar la ayuda “cuando sea necesaria”.