UPL EXIGE EN LAS CORTES UNA SOLUCIÓN PARA FEVE

Santos pregunta a Quiñones si la integración culminará algún día

108571_1Ésta tarde en la sede de las Cortes el procurador leonesista se ha dirigido al Consejero de Fomento, Suárez- Quiñones, para preguntarle si la Junta piensa exigir al Ministerio de Fomento una urgente solución que impida el cierre definitivo de ésta línea de interés general. Es la tercera vez en lo que va de legislatura que UPL pregunta por Feve.

Ante las deficiencias del servicio que presta la línea ferroviaria León-Bilbao (FEVE), las continuas promesas en finalizar la integración en la ciudad de León, la dilatación de los plazos para su conclusión, los pésimos datos de pérdida de viajeros, de frecuencias e incluso de plantilla, Santos ha querido preguntar por ésta situación en la sesión plenaria.

El 24 de noviembre de 2015 el presidente Juan Vicente Herrera respondía a Santos Reyero que en la integración de Feve “el trabajo para los leoneses lo ha realizado ya el alcalde de León…”, “…hoy ha alcanzado el acuerdo para reactivar la integración de Feve”. El leonesista le ha recordado que casi año y medio después habrá que esperar otros seis meses.

Luis Mariano pidió, una vez más, diligencia en los plazos, vigilancia para impedir los atropellos de ADIF y exigencia ante sus compañeros del PP, en el Ministerio, “para que no se carguen” una línea de interés general que da auxilio a más de 100 pueblos de la montaña leonesa.

El resultado son 162.000 viajeros menos, déficit de trabajadores y una imagen que convierte la línea en objeto de sorna y burla. “El Hullero ha respondido durante mucho tiempo a las necesidades de una parte de la provincia leonesa que no puede presumir de fenomenales comunicaciones, ni de grandes manifestaciones porque las políticas de sus gobernantes la han vaciado hasta el punto de que ya no hay quien salga a la calle a protestar.”

Es tiempo de acciones y no de palabras, de demostrar con hechos que se cree.

Acabó parafraseando al escritor leonés Julio Llamazares quien escribía éste domingo que: “si nadie lo remedia, el Hullero está ya muerto porque la tierra por la que pasa está muerta también y ya apenas queda nada que los de fuera se puedan llevar de ella: ni carbón, ni mercancías, ni mujeres ni hombres.“