UPL lamenta que Silván y Martín Granizo se plieguen “a un nuevo agravio hacia León”

 

La formación leonesista denuncia el “servilismo” del Ayuntamiento “frente a cualquier tipo de reivindicación a favor de la ciudad de León”
 
leonoticias.com       23/01/2013
 
 
 
La Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha lamentado este miércoles tanto las declaraciones del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, justificando “la millonaria inversión para el soterramiento del tren en Valladolid”, como las realizadas por la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de León, Belén Martín Granizo, en el mismo sentido.

 Desde la formación leonesista se han rechazados las declaraciones del consejero al mismo tiempo que se ha mostrado su perplejidad por las afirmaciones de la edil de Urbanismo “ante lo que es un claro agravio para la ciudad”.

“Esta situación que sólo cabe enmarcar en la actual política del alcalde de León y su equipo de gobierno de acatamiento y servilismo frente a cualquier tipo de reivindicación a favor de la ciudad de León”, se ha asegurado desde la formación leonesista.

“No podemos olvidar que, tanto la Junta de Castilla y León como el propio Ayuntamiento de León formaban parte de la Sociedad León Alta Velocidad que en el mandato en ambas instituciones del Partido Popular se han encargado de liquidar, provocando un vacío que han aprovechado para beneficiar exclusivamente a Valladolid”, se añade en el mismo comunicado.

Para la UPL “en vez de proceder a la liquidación de la sociedad León Alta Velocidad, el Ayuntamiento de León podría haber utilizado los recursos,  medios y esfuerzos, así como las posibilidades de reivindicación, para conseguir los fondos oportunos de las instituciones implicadas para el inicio de las obras de soterramiento”.

Un soterramiento que a juicio de la UPL se debe asumir “no sólo en previsión de la llegada del AVE a León, sino para evitar la actual situación que obliga a maniobrar los trenes que llegan a León con pérdida de tiempo y que ha permitido justificar la petición de Asturias para que alguno de los Alvias ni tan siquiera ya entren en la ciudad de León”.