UPL muestra su apoyo a los representantes sindicales despedidos en Telemark

Luis Mariano Santos alerta sobre el “peligro” de despedir representantes sindicales por el ejercicio de su labor en defensa de los trabajadores

Luis Mariano Santos en las Cortes de CyLeón. Foto Chacón

Luis Mariano Santos en las Cortes de CyLeón. Foto Chacón

Desde UPL queremos mostrar nuestro apoyo a los delegados sindicales de Telemark despedidos en el ejercicio de su función. Y, al mismo tiempo, alertar del riesgo enorme que entraña coartar y no respetar las garantías legales que cualquier representante sindical tiene reconocidas, tanto en el Estatuto de los Trabajadores como en la propia Constitución.

El despido de la Presidenta y Secretaria del Comité de Empresa de Telemark nos invita a recordar que la propia constitución garantiza, en el apartado 1 de su artículo 37 que los representantes de los trabajadores son quienes ejercitarán el derecho de los trabajadores a la negociación colectiva, para lo cual, lógicamente, se han de establecer los mecanismos legales que garanticen que se puede llegar a ejercer con libertad ese derecho constitucionalmente protegido, o lo que dicta más expresamente el art 68 del Estatuto, donde se recoge el contenido de la “norma mínima” en materia de garantías en favor de los miembros del comité de empresa y de los delegados de personal, en su condición de representantes legales de los trabajadores.

“En cualquier caso, esto no es mas que una nueva prueba de un mercado laboral enfermo, mediatizado por la fuerte crisis económica sufrida  que ha acarreado una perdida de derechos laborales para los trabajadores insufrible y que no podemos permitir. Estamos retrocediendo años y años, perdiendo conquistas laborales y derechos reconocidos con el esfuerzo de nuestros padres, con la disculpa de algún empresario por maximizar beneficios o por disculpas de sostenibilidad que exigen sacrificios salariales a los trabajadores solamente “

Así mismo, el procurador de UPL ha anunciado que, aprovechando la comparecencia de mañana del Consejero de empleo, Carlos Fernandez Carriedo,  trasladará esta preocupación al mismo a fin de que, desde la Junta de Castilla y León, se interesen por este flagrante desprecio a los derechos laborales que la Administración también debe preservar, y le pedirá mayor esfuerzo para cambiar el mapa de precariedad laboral que existe en León.