UPL pide una actualización del censo canino.

  Al no existir datos renovados, quedan imposibilitadas la aplicación de sanciones por incumplimiento de los deberes ciudadanos.

  GalgaUPL Zamora pide que la concejalía de medio ambiente proceda a actualizar el censo canino. La base de datos no recoge las ultimas altas y bajas, puesto que el organismo encargado  de la junta no realiza la conveniente comunicación,( hay otros municipios afectados),por lo que los datos de que dispone el ayuntamiento no son reales. Debiendo utilizar medios propios para convertir en datos, la realidad de los animales de compañía.

La falta de datos reales sobre los perros de la ciudad da lugar a errores, imposibilidad de  tramitación de las posibles sanciones por incumplimiento de la normativa, falta de cálculos, imposibilidad de previsiones y desinformación sobre las condiciones sanitarias de los canes. Recordamos la obligatoriedad de la vacunación anual contra la rabia y la desparasitación semestral.

El SIACYL servicio de identificación de animales de compañía de la junta, no traslada convenientemente  a los municipios correspondientes las altas y bajas que son comunicados  oportunamente por los colegiados veterinarios. Motivo por el que los municipios carecen de los datos para mantener actualizado el censo canino. En el caso de la ciudad de Zamora, el número de perros censados no se corresponde con los que realmente existen, puesto  que algunos fallecidos no se han dado de baja y otros cachorros no se han incorporado al listado.

Que el propietario de la mascota disponga de la cartilla-pasaporte donde quedan reflejadas vacunas, desparasitaciones y otras informaciones, como tarjeta sanitaria, no garantiza que su ayuntamiento disponga de información alguna. No sirviendo de nada que los propietarios cumplan escrupulosamente con sus obligaciones, cuando el organismo administrativo no lo hace.