UPL reclama en Diputación que las normas urbanísticas se adapten a la realidad rural

Matías Llorente durante la rueda de prensa

Matías Llorente durante la rueda de prensa

El diputado provincial de Unión del Pueblo Leonés, Matías Llorente, ha presentado esta mañana en la Diputación Provincial una moción en la que reclama la adaptación de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Ámbito Provincial de León a las actuales de los municipios y la creación de un grupo de trabajo que esté integrado por técnicos conocedores del medio rural y de la Diputación para adaptar las mencionadas normas a la normativa urbanística actual y a las necesidades que se dan en los pequeños municipios de la provincia de León.

Llorente ha presentado esta moción con la esperanza de que vaya a debate y se apruebe por todos los grupos políticos ya que “se trata de una necesidad en nuestros pueblos ya que las normas, además de tener más de 26 años se han hecho sin pensar en cómo es el mundo rural, lo que reclamamos es que las normas se adapten a la realidad rural, deben ser rurales y no urbanitas”, afirmó Llorente.

Adjuntamos moción

GRUPO POLÍTICO UPL

 

  1. PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE LEÓN

   

MATÍAS LLORENTE LIÉBANA, portavoz del Grupo Político de la UNIÓN DEL PUEBLO LEONÉS (U.P.L.), comparece y, como mejor proceda, DICE:

Que al amparo de la Legislación sobre Régimen Local vigente presenta para su debate, y en su caso aprobación, por el Pleno de esta Diputación la siguiente

MOCIÓN

PRIMERO.- Los núcleos urbanos rurales de nuestra Provincia se están despoblando a marchas forzadas. Es muy probable que cerca del 50 % de las localidades existentes en la actualidad en la provincia se queden despobladas en un horizonte no superior a diez años.

Las causas son muchas pero desde la Diputación Provincial tenemos la obligación de facilitar las cosas a los vecinos de los núcleos rurales y, aunque no es la única causa, la aplicación estricta de las Normas Urbanísticas Provinciales está frenando la construcción, las iniciativas y, en definitiva, el desarrollo de nuestros pueblos.

Exceptuando ciertos núcleos que cuentan con una estructura urbana homogénea y bien definida y en los que está totalmente justificado su mantenimiento, una gran parte de ellos (la inmensa mayoría de las zonas homogéneas denominadas como El Páramo, Tierras de León, Astorga y Tierra de Campos) están conformados por edificaciones heterogéneas, sin un carácter común claramente definitorio. No hace falta nada más que darse una vuelta por ellos para comprobarlo.

SEGUNDO.- Con demasiada frecuencia, a los pocos promotores que quieren hacer una construcción en un núcleo rural, sea para vivienda o para desarrollar alguna actividad complementaria a la agricultura y ganadería, se encuentran todo tipo de impedimentos administrativos, incluidos informes demoledores y restrictivos por parte de la Diputación y la Junta imposibilitando la  realización una construcción que daría sentido a una inversión en la localidad y contribuiría claramente al asentamiento de población en la misma.

El estancamiento de las Normas Subsidiarias Provinciales y la interpretación de las mimas a través de informes que en muchos casos convierten en “obligación” lo que en la normativa no es más que “recomendación”, hacen que los vecinos de nuestros pueblos tengan la impresión que desde la Diputación, que tiene como fin primordial el apoyo a los núcleos de menos de 20.000 habitantes, se contribuya precisamente a lo contrario y se convierta en un verdugo involuntario del núcleo rural.

TERCERO.- Por otra parte, parece razonable permitir también en los núcleos rurales la introducción de las nuevas técnicas constructivas que conlleva el progreso, así como los nuevos materiales que a su vez se incorporan.

Desde la aprobación de las Normas Urbanísticas Provinciales se han producido importantes modificaciones legislativas y cambios en el contexto general que hacen necesarios nuevos instrumentos para la ordenación urbanística del territorio de León. Tanto la Ley de Urbanismo de Castilla y León (1999) como el Reglamento (2004) son posteriores a las Normas Provinciales (1991) y, aunque ya han sido adaptadas y modificadas en algunas ocasiones, es preciso llevar a cabo una reforma profunda, al menos eliminado las trabas que están frenado el desarrollo en nuestros pueblos.

Estos nuevos instrumentos, principalmente las Normas Urbanísticas Provinciales, requieren un profundo análisis y un extenso trabajo que habrá de iniciarse cuanto antes desde criterios globales de sostenibilidad, contemplando la necesaria conservación de nuestro patrimonio cultural, natural y paisajístico pero sin restricciones absurdas que impidan el adecuado desarrollo de nuestras zonas rurales.

También es necesario que miremos a otras provincias cuyo medio rural presente las mismas características en cuanto a la heterogeneidad de sus construcciones ya que en la mayoría de las provincias de nuestro entorno ya se han producido esas modificaciones en la normativa urbanística destinadas al tan mencionado asentamiento de población en el medio rural.

CUARTO.- Mientras tanto, consideramos necesario abordar una serie de modificaciones en las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipales con ámbito provincial de León, aunque sea con carácter transitorio, para adecuarlas en la medida de lo posible a la actual situación.

El objetivo de la modificación que se propone es la eliminación de algunas rigideces detectadas en su aplicación, así como clarificar algunos conceptos y condiciones de difícil interpretación, tanto en el régimen urbanístico de suelo urbano como el de suelo rústico.

CAMBIOS QUE SE PROPONEN:

4.1.-EN SUELO URBANO:

– Altura a cornisa máxima: se propone que las naves agrícolas tengan 7,00 m. en planta baja y una pendiente máxima del 25 %.

– Alineación a la acera principal o retranqueo con valla adecuada: se propone que las edificaciones se ajusten a la alineación principal o puedan retranquearse respecto a ella, quedando el vallado ajustado a esa alineación y siempre que se le dé un tratamiento arquitectónicamente digno.

– Ratio vertical u horizontal de huecos, según criterio técnico: se propone que se puedan adoptar ambos criterios, horizontal o vertical, según las condiciones de la edificación y justificado por el Técnico redactor del Proyecto

– Cubiertas de teja u otros materiales: se propone la posibilidad de adoptar otros materiales, según criterios técnicos. En naves agrícolas se permiten paneles sándwich

– Aleros en viviendas, pero no en naves: se propone la supresión de los aleros en las naves agrícolas.

4.2.-EN SUELO RÚSTICO:

-Morfología de las naves: se propone que se permitan morfologías distintas a la considerada como composición tradicional, con cubiertas circulares o a un agua, según justificación técnica.

-Relación hueco-macizos: se propone que en las fachadas de las naves agrícolas y ganaderas, se pueda adoptar la disposición de predominio de los huecos sobre macizos, dependiendo de la actividad y justificado por el técnico redactor del Proyecto.

– Ratio vertical u horizontal de huecos, según criterio técnico: se propone que se puedan adoptar ambos criterios, horizontal o vertical, según las condiciones de la edificación y justificado por el Técnico redactor del Proyecto, especialmente en las naves agrícolas y ganaderas, según la actividad a desarrollar.

Por lo anteriormente expuesto

SOLICITA

Que el Pleno de la Excma. Diputación Provincial de León adopte un acuerdo consistente en:

1.- La adaptación de las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Ámbito Provincial de León a las necesidades actuales de los municipios en los términos anteriormente descritos.

2.- La creación de un grupo de trabajo integrado por técnicos (agrónomos, industriales y arquitectos) acostumbrados a trabajar en el medio rural y de la Diputación Provincial de León al objeto de adaptar las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Ámbito Provincial de León a la normativa urbanística actual y a las necesidades que surjan en los pequeños municipios de nuestra provincia.

En León, a quince de febrero de 2017

Matías Llorente Liébana

PORTAVOZ GRUPO UPL