UPL TEME QUE EDUCACIÓN NO HAYA CONTADO CON LA COMUNIDAD EDUCATIVA NI CON LA PLATAFORMA PARA ELABORAR EL PROYECTO DEL CONSERVATORIO

Santos duda que tamaño del proyecto tenga el correcto dimensionamiento para permitir que la actividad del conservatorio crezca

90936_1Tras la publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León de la Resolución de 16 de octubre, de la Dirección General de Política Escolar, por la que se anuncia la licitación para contratación, mediante procedimiento abierto, de la redacción de proyecto básico y de ejecución, elaboración de maqueta, dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud para la construcción de un nuevo Conservatorio Profesional de Música en León, que asciende a un importe total de 385.512 euros, UPL ha presentado varias preguntas a la Mesa de las Cortes dirigidas a la Consejería de Educación, relativas a la elaboración del proyecto.

Según consta en el pliego de prescripciones técnicas particulares el nuevo Conservatorio deberá contar con 60 aulas y un auditorio con 400 butacas entre otras exigencias. Sin embargo, desde UPL nos surge la duda, ante las quejas de la propia plataforma, sobre si la Consejería de Educación ha vuelto a actuar sin contar con la comunidad educativa y la plataforma  “León por un Conservatorio digno” para la descripción del proyecto· Por ello, el procurador de UPL, Luis Mariano Santos Reyero, ha preguntado sobre los criterios técnicos o políticos que ha utilizado la Consejería de Educación para la elaboración de la descripción del proyecto en el que se base la construcción del nuevo conservatorio de León, así como si se ha consultado con la comunidad educativa o con la plataforma “León por un conservatorio digno” para la elaboración del proyecto.

“No vaya a ser que, como ya ocurriera cuando el consejero tuvo la ocurrencia de trasladar el conservatorio a los bajos del estadio de fútbol, tras la elaboración del proyecto tengan que dar marcha atrás.”

Es el momento de terminar con el agravio sufrido por la provincia de León que, con la excusa de la crisis, han tenido que esperar una década para comenzar a hablar del proyecto de un conservatorio, mientras que en Valladolid, con 67 millones de inversión en el Centro Miguel Delibes, donde se ubica su conservatorio  de música, y Burgos, con una inversión de once millones y medio, llevan disfrutando de los suyos desde 2007/2008.

Además de ese retraso en la construcción del nuevo edificio que albergue el conservatorio, hay que destacar la inadecuada gestión que ha hecho la Junta en los últimos años respecto a las plantillas orgánicas, teniendo en cuenta que, mientras que en Valladolid ha habido un aumento de la plantilla de 28 profesores en la última década y en Burgos de 33, en León únicamente se ha incorporado un solo profesor a la plantilla orgánica, lo que deja cada año a muchos alumnos sin acceso a  esta enseñanza artística pública por falta de plazas. Por ello, es de suma importancia empezar a corregir ese desequilibrio territorial histórico, para lo que no sirve sólo su construcción, sino que, además, debe estar correctamente dimensionado para cumplir con el más que seguro aumento de la demanda de alumnos.