UPL teme que San Andrés se quede definitivamente sin soterramiento del ferrocarril.

(13-02-2017) Barrera entre Paraíso-Cantinas y Trobajo del CaminoDesde el grupo municipal de UPL queremos manifestar nuestro temor ante la posibilidad de que San Andrés se quede fuera del proyecto de integración del ferrocarril.

En origen, el proyecto aprobado por el Ministerio de Fomento entre los años 2001 y 2004 incluía el soterramiento de las vías del tren entre el estadio Reino de León, en la capital, y la calle Voluntario Ángel Soto, ya en el término municipal de San Andrés. Este proyecto fue modificado en reiteradas ocasiones hasta quedar solamente en unos pocos metros entre aproximadamente la estación de autobuses de León y el límite de los términos municipales de Léon y San Andrés junto al antiguo paso a nivel de El Crucero.

El temor del grupo leonesista viene de la realidad de que Adif ya ha presentado el proyecto de expropiaciones del tramo entre León y La Robla, así como su periodo de alegaciones, sin que se haya modificado dicho proyecto para incluir las actuaciones en las que están trabajando a nivel técnico para mejorar la accesibilidad entre los dos lados de la vía del tren.

Estas propuestas solo son eso, propuestas, sin que haya nada por escrito ni ningún proyecto firmado. El problema es que el cierre de la vía entre La Robla y San Andrés va a ser inminente, lo que supone, además de aumentar la “trinchera” que divide San Andrés, no solucionar la barrera de accesibilidad que supone la calle El Viento, en muy mal estado y cortada por un paso a nivel que debe desaparecer. Tememos que el cierre sea definitivo y la calle quede cortada, cerrando otra vía de conexión entre San Andrés y la capital y agravando el aislamiento de nuestro municipio, lo que sería nefasto para la provincia de León en general y para nuestro municipio en particular.

En primer lugar resulta ser un importantísimo recorte en inversión de infraestructuras en una zona tan estratégica como la nuestra. Eso sí, el recorte se ejecuta en nuestra provincia, donde desde Madrid se castiga sin que nadie levante la voz. En segundo lugar, estas medidas son simples parches que mantendrán vivo, y sin solución el principal problema del municipio: su división por la vía del tren. Renunciar a este proyecto es dejar aislados para siempre los barrios de La Sal y Paraíso-Cantinas definitivamente de León y del resto de nuestro municipio, algo que no podemos tolerar.

Desde UPL exigimos al Equipo de Gobierno y a los partidos con representación, tanto en nuestro consistorio como en Madrid, que actúen y reivindiquen. Que demuestren cuál es su interés por esta tierra. Esta reivindicación servirá para dos cosas, la primera para luchar en un frente común por una inversión crucial para el Ayuntamiento, y la segunda para definir si los representantes de San Andrés de los partidos nacionales están aquí por el interés de los vecinos o por el suyo propio. Por su parte, UPL reclamará por todos los medios que nuestra modesta posición nos permita que el debate se abra, llegue a la calle y se forme una reivindicación común en torno a algo que es sinónimo del progreso y el futuro de las próximas generaciones en San Andrés.