UPL Zamora denuncia que no se recogen las papeleras caninas

          20170727_100930Es deber de los dueños de las mascotas recoger los excrementos. Para facilitar esta labor, el ayuntamiento ha dispuesto dispensadores-papeleras donde además de poder servirse de bolsas específicas para este menester, permite su recepción una vez utilizadas.

            Si bien, aunque de forma constante los dispensadores se encuentran sin bolsas por reponerse de tarde en tarde, la cuestión empeora en el caso de la limpieza, al no retirarse con la frecuencia debida el contenido de las papeleras caninas. El ciudadano que cumple con sus obligaciones, depositando las bolsas con el contenido en el lugar destinado para ello, tal labor se vea contrariada al observarse como las papeleras llegan a rebosar de contenido, llegando incluso a acumularse en el suelo.

            Es conocida la importancia de la retirada de los excrementos caninos por razones de urbanidad, limpieza e higiene. Pero especialmente condenable, que el ciudadano propietario de mascota, cumpla con su deber y la administración municipal eluda su responsabilidad al no proceder a vaciar las papeleras de forma periódica.20170727_180753

           Dada la ubicación de los dispensadores-papeleras en zonas ajardinadas, espacios de recreo y en  las cercanías de parques infantiles, resulta especialmente arriesgado,  y más en momentos de altas temperaturas, pudiendo ser un foco de insectos y facilitar la propagación de zoonosis.