Villaralbo, necesitado de ampliar el colector y de construir una depuradora de aguas residuales

UPL recuerda a los mandatarios municipales de Villaralbo, que deben  actualizar su calendario, y con él, los servicios del municipio, situándolos en concordancia directa  con la época en que vivimos, trascurrida  ya, una década del siglo XXI. Si las prestaciones administrativas son arcaicas, no sucede lo mismo con los impuestos, de ahí la necesidad  de equiparar ambos, pues esta falta de equilibrio perjudica al ciudadano.

Entre el amarre a épocas pasadas, sopesando que todos lo problemas vienen de atrás, y la política de transición a la que esta abocada, la actual corporación, con un pasotismo ilustrado titulado “Pasando de Villaralbo”, no es óbice para que ignoren diferentes actuaciones pendientes de realizar,    como la ampliación y modernización del colector, que ante lluvia, aun de intensidad moderada, rebosa su capacidad liberando aguas fecales por los registros. Empresa que deben asumir, para evitar que cada vez que llueva el camino del río resulte impracticable, y se contamine (sin posterior limpieza ni desinfección) buena parte de las tierras. Resultando, no menos necesaria la construcción de una depuradora de aguas residuales, o en su caso conexión,  con la de la capital, siempre que sea posible realizar un convenio con la ciudad, ambos proyectos con apoyo de la junta autonómica

La normativa europea obliga a los municipios que sobrepasen los dos mil habitantes a contar con una depuradora de aguas residuales. Si bien la población real supera la cifra señalada, oficialmente solo se  roza, al acogerse residentes al empadronamiento en la capital por la obtención de beneficios fiscales laborales o sanitarios. Villaralbo mientras, vierte sus aguas sin depurar directamente al río, a pesar de los escasos kilómetros que separan este desagüe de aguas fecales contaminantes,   de la toma de aguas de la ciudad de Zamora.

 

UPL Tierra del Vino.

Daniel De Mena Bartolomé